miradas a la ciudad informal

Caracas

Caracas Postal repensando la identidad de la Ciudad


#1DIAGNOSTICAR

Una importante parte del proyecto CARACAS POSTAL es el diagnostico de las necesidades de los habitantes gracias a un trabajo de campo del en las comunidades. A través de un dialogo directo buscamos identificar los problemas mas urgentes y conocer en detalle las necesidades en servicios y equipamientos.

#2DOCUMENTAR

A través de entrevistas, cuestionarios y discusiones buscamos documentar la identidad de los barrios de Petare, indagar sobre el sentimiento de inclusión o aislamiento de sus habitantes y dar una voz a los habitantes para expresar su sentido de pertenencia a su barrio y la ciudad.

Buscando comunicarlos en medios escritos y audiovisuales y a través de las redes sociales buscamos elevar la Identidad y la voz de los habitantes de los barrios. El blog www.caracaspostal.com, la pagina en Facebook Caracas Postal y la cuenta de Twitter @CARACASPOSTAL afirman nuestra presencia en las redes sociales y nos permiten interactuar con los habitantes del barrio y la Ciudad.

Primeros cuestionarios que han sido distribuidos en los sectores de Piritu y La Parrilla

Cuestionario Identidad e Inclusion

Cuestionario Identidad e Inclusion

Cuestionario Proximidad e Integration

Cuestionario Proximidad e Integration

Distribución de Cuestionarios y presentación del proyecto en La Parrill

Distribución de Cuestionarios y presentación del proyecto en La Parrill

#3REALIZAR

El objetivo del trabajo documental y de diagnostico es alcanzar un profundo conocimiento de las comunidades de Petare Norte, establecer un contacto estrecho con la comunidad para desarrollar intervenciones creativas, mejoramiento de espacios públicos y propuestas de mobiliario urbano. Intercambiando ideas con las comunidades buscamos llegar a las soluciones mas apropiadas  y proponer espacios de deporte, esparcimiento y cultura para habitantes de todas las edades.

#3.1FRESCO CARACAS

El Fresco es una Intervención Grafica en un lugar estratégico altamente visible de Petare Norte para difundir el mensaje ¡Los Barrios también son Ciudad!

Nuestro objetivo es afirmar la pertenencia de los Barrios a la Ciudad. Nuestro mensaje es de inclusión. Buscamos llamar la atención del publico en general a los problemas de exclusión, de dificultad de acceso a servicios y de falta de equipamientos en estas zonas. Igualmente buscamos federar los diferentes Barrios de Petare Norte entorno a esta intervención y permitir su apropiación por todos los habitantes de la zona.

Presentacion del Fresco Caracas a los habitantes de La Parrilla

Presentacion del Fresco Caracas a los habitantes de La Parrilla

#3.2LA PUERTA DEL BARRIO

¡Acompañando a los habitantes en la transformación de un significativo lugar de su cotidiano!

Intervención de la principal entrada del Barrio Bolívar. La propuesta fue solicitada por los habitantes y lideres comunitarios del sector y establecida al cabo de una Reunión Abierta con la comunidad. Consiste en una Intervención Gráfica en las fachadas de las viviendas situadas en la entrada principal del sector, un lugar de altamente transitado por los habitantes en sus recorridos diarios hacia lugares de trabajo y estudio. El lugar de la intervención es uno de los principales accesos de los sectores de La Parrilla, Metropolitano, Julián Blanco, Antonio José de Sucre, La Cresta y la Bombillambilla.

(más…)


La Torre de David. Dos artistas documentan una heterotopia contemporanea


In English. En los años 90 Caracas soñó con un centro financiero resplandeciente , ahora es el edificio invadido más alto del mundo.

Hace veinte años, el empresario venezolano David Brillembourg soñó con un centro financiero brillante, de vidrio revestido en el centro de Caracas, como símbolo de valor económico de la nación. El destino de la Torre Confinanzas fue otro-para convertirse en el hogar de una comunidad informal de 2.500 personas sin hogar que están colonizando poco a poco, y completando, el edificio de 45 pisos sin terminar. Dos artistas venezolanos, Ángela Bonadies y Juan José Olavarría, documentan la historia de una heterotopía contemporánea. Su investigación se resume en esta entrevista realizada por Jesús Fuenmayor, director del Centro de Arte Periférico Caracas, que les pregunta sobre el trabajo resultante, La Torre Por Dentro y Por Fuera.

Torre David: Entrevista a Ángela Bonadies y Juan José Olavarría por Jesús Fuenmayor

1. Jesús Fuenmayor: ¿Hay algún interés resaltante o enfático en aproximarse a este objeto de estudio como una forma de crítica a la modernidad desde el lenguaje del arte? ¿Qué tanta importancia tiene la crisis de la modernidad en la escogencia del objeto y el desarrollo del trabajo?

Ángela Bonadies/Juan José Olavarría: Una crítica a la modernidad está implícita en el trabajo, sin duda, pues es el centro de una promesa incumplida y un proyecto truncado; su crisis funda un nuevo estado de cosas. Pero también es importante resaltar que hay una crítica a un pensamiento dominante y casi obsesivo actual, de parte de buena cantidad de artistas y curadores, por la modernidad, como si fuera el lugar donde “todo se perdió”, enfocándose siempre en el arte y la arquitectura, por lo que se convierte en una mirada insular a la modernidad, descuidando, en el caso particular de Venezuela, el marco histórico y sociopolítico. De alguna manera esa modernidad que se relee y reinterpreta no se extendió ni sentó las bases profundas para convertirse en “cultura” y se quedó en casos aislados, en excepciones.

La elección de este objeto de trabajo, “la torre”, nos conduce a otras épocas y otras situaciones, pre y posmodernas, eso nos interesa. Este edificio no se considera patrimonio, pues no encaja en los parámetros modernos de belleza. Digamos que es un edificio modernizador, producto del boom bancario de finales de los años 80. Formaba parte de un proyecto de urbanización financiera para esa zona de Caracas. Iba a ser una de las torres de un boulevard bancario. Es, de alguna manera, producto del pensamiento de una modernidad bursátil, más cerca de la ideología de la empinada silueta de Wall Street que de las áureas unidades humanistas le corbusianas. Hay mucho encerrado en esa torre antes de ser invadida, una historia económica y política: la imagen de la “emergencia” de grupos de poder fuera de los “amos del valle”, las nuevas fortunas, la bonanza abierta al riesgo y al juego con el superávit, la especulación, la ausencia de controles y la ruptura formal con el culto archipiélago moderno local.

La crisis de la modernidad es la crisis de la utopía. La torre es una heterotopía, lo que vendría a representar un “espacio ambiguo”.

Señora María y su familia en su apartamento en el piso 6, donde vive y vende chucherías

2

Cuando se escoge un tema para ser investigado desde un cierto tipo de práctica artística como la de ustedes, que está constantemente poniendo en duda su propio punto de vista, y se escoge un tema tan único como el de la Torre David, ¿no se corre el riesgo de perder algo del filo crítico? Me refiero a que el tema es tan “espectacular”, tan único, que podría rebasar cualquier visión personal y anular la idea de que uno se enfrenta ante todo a una obra, a una investigación artística, y que uno está más bien en presencia de un fenómeno más que de una obra.

Al contrario. Primero, nos acercamos al objeto con una distancia ética y no lo vemos como un fenómeno “freak” a ser explotado. Si eso no se logra, el trabajo está perdido desde el comienzo. La torre no es “un tema” ni un parque temático, sino un espacio-objeto que concentra situaciones que nos permiten observar, investigar y desarrollar un trabajo desde diferentes disciplinas en las cuales estamos interesados; queremos acercarnos a un problema general, que tiene implicaciones históricas, económicas, políticas, demográficas particulares. La torre es un objeto, entre muchos, que representa la falta de sincronía entre los discursos y los hechos, es un espacio sintomático, no es un espectáculo. Las personas que viven ahí no son actores de una obra o un performance, están resolviendo un tema vital.

3. Además, la torre no es un hecho único ni aislado, forma parte de una ausencia y una presencia permanentes. La ausencia de decisiones para enfrentar un problema, la presencia de un colectivo que busca sobrevivir. En este caso, crea un contraste porque en vez de situarse en un terreno baldío o periférico o en un cerro se sitúa en un edificio abandonado, en un rascacielos aspiracional, pero en realidad, es un contenedor que se amolda y asimila para una causa común, la supervivencia, y que representa a su vez otro vacío, el de la fiscalización financiera y otra pelea, entre el poder político y el económico. Al final, todo lo que hacemos es fijar la mira en la huella que deja el poder en su andanza: un vacío en la resolución de problemas y una concentración brutal en las oficinas donde se toman las decisiones. Eso sí es un parque temático. La torre es una realidad tan humana como la geometría.

Hay otras ciudades con casos similares, como Johannesburgo.

Hay dos elementos que participan de manera muy especial en el enfoque del problema (del objeto de estudio): primero, que decidieron “atacarlo” a cuatro manos y segundo que han estado presentando esta aproximación por partes. ¿En qué se basan estas decisiones? ¿Hay algunas decisiones preliminares que las anteceden? ¿Es parte de un plan cuidadosamente calculado o es el objeto de estudio el que impone esta aproximación? ¿Por qué?

El objeto de estudio es el que impone un ritmo. Podemos hacernos una idea de por dónde vamos a abordarlo y tratar de “saber todo” de ese objeto. Pero luego, cuando te aproximas, las decisiones no son sólo tuyas, tienes que contar con otras personas que no participan de tiempos de producción y hay que estar, ver y esperar. Eso está bien. Hay que respetar los tiempos. Las ideas preconcebidas se adaptan y cambian. El trabajo es flexible. Y se va construyendo. A veces es bueno que haya cuatro manos, mientras unas trabajan otras descansan y cuando todas están en el trabajo se complementan.

Izquierda: Un hueco del ascensor perfora el suelo del estacionamiento. Al mirar hacia abajo, se puede observar el preescolar en

el barrio Sarría; hacia arriba, una vista del ala evangélica de la torre. Derecha: Las escaleras que conducen al estacionamiento de la torre.

A pesar de la ausencia de pasamanos, éstas son usadas regularmente por los habitantes del edificio.

4

La relación con este “objeto de estudio” debe ser muy ambigua. ¿cuántos rascacielos en el planeta tierra han sido convertidos en un espacio de ocupación ilegal? Probablemente ninguno y sin embargo este edificio no está en el centro de la atención mediática ni acá ni en otras partes (imagino por un segundo que unos okupas invaden la estatua de La Libertad y seguramente nos harían olvidar la caída de las torres gemelas). Ante la ambigüedad de la recepción pública de un evento de estas dimensiones, ustedes qué se plantean: a) estamos ante al mayor ejemplo de la estafa del progreso modernista b) estamos ante un ejemplo que nos deja tan perplejos que no podemos reaccionar c) Esta es la mejor manera de dejar atrás los complejos modernistas.

Hay varios casos en el mundo. En todo lugar donde haya problemas económicos ligados a crisis de vivienda se crean nuevas formas de ocupación. Hay casos similares en Sudáfrica, como dijimos antes. También hay todo un trabajo desarrollado en torno a política, vivienda y economía por parte de artistas comprometidos como Martha Rosler, en Estados Unidos.

Ahora, si hay que elegir entre tus tres opciones, nos quedamos con la última: dejar atrás los complejos modernistas. El arte del presente, como bien afirmó Serge Daney, no puede estar lleno de remordimientos. Es indispensable voltear y ver qué

del pasado proyectó nuestra actual perspectiva, pero no escrutar con gríngolas un determinado período, con los ojos llenos de lágrimas, “en busca del tiempo perdido”.

Roinner Hernández (Ronny), 20, trabaja en un prestigioso salón de belleza en el sureste de Caracas, pero también recibe clientes en su apartamento en el 4to piso de la torre. Como espejo, Roinner utiliza una hoja de vidrio tomada de la fachada de la torre.

En Israel los arquitectos se ponen al servicio de las estrategias militares para diseñar urbanizaciones enteras. En Venezuela los arquitectos tienen que ceder sus ideas a las necesidades más precarias. ¿Por qué se puede tener tanto éxito ejerciendo una profesión (determinando hasta las alturas de las ventanas en función de las bombas) en un lugar y tener tan poco éxito en otras partes (hacer un rascacielos que termina siendo un lugar donde se lanzarán bolsas con heces desde el piso 50)? ¿Qué determinantes culturales hacen posibles estos contrastes? ¿Cuál es el sentido de mantener una profesión dedicada a estos dislates? En fin, cuál es la crítica de la arquitectura como problema de diseño que ustedes tienen que asumir para entender este fenómeno desde un punto de vista cultural.

Aquí no hay problema arquitectónico ni de diseño. El arquitecto de la torre planeó hacer un rascacielos para que operara una empresa, un hotel, un centro comercial. Nadie planeó que se convirtiera en un edificio ocupado o invadido. Simplemente, al no haber respuesta del Estado para el vacío habitacional, la gente transforma todo lo que encuentra “ocioso”. Cuando la gente entra a invadir no ve un edificio con una carga cultural o formal, sino un espacio baldío con techo y escaleras, con espacios amplios para instalarse. El edificio fue dejado a medio construir por un problema político y económico. La arquitectura aquí es simplemente un vehículo para hablar de otras cosas. El contenido se mueve alrededor de ese vehículo, que bien podría ser un puente, un cerro, un terreno o un galpón.

Es cierto que la arquitectura y el urbanismo son temas de Estado, en relación a lo que mencionas de Israel. También es cierto que los regímenes totalitarios benefician un tipo de arquitectura, que termina siendo una parte de su discurso de poder, como el caso emblemático de Albert Speer o una gran cantidad de construcciones monumentales de los países comunistas. Los gobiernos liberales se mueven por un impulso distinto, dedicados al mantenimiento de las obras públicas, a propiciar espacios de consumo y placer, a la creatividad formal como una libertad otorgada. De alguna manera cada Estado “construye” su imagen a través de diferentes decisiones: lo que derriba, lo que levanta, lo que olvida, lo que hace y lo que no hace. Sería interesante hacer un análisis del discurso de nuestro gobierno a través de sus estrategias urbanas o la ausencia de ellas.

Cartelera con las normas y reglamentos para el piso 23, incluyendo información sobre los pagos y una lista de las personas responsables de mantenimiento

Cartelera con las normas y reglamentos para el piso 23, incluyendo información sobre los pagos y una lista de las personas responsables de mantenimiento

6

El comentario anterior, obviamente, es de alguien que no ha coexistido como ustedes con las personas que invadieron el rascacielos. Así que, ¿qué importancia tiene esa convivencia con los invasores para ustedes? ¿Cómo ha determinado la investigación que ambos están desarrollando la visión que tienen de este edificio sus invasores?

Este trabajo sufrió una importante ruptura. Al principio nos aproximamos a lo que era para nosotros la idea de la torre, lo que representaba: para la ciudad, dentro del arte venezolano, como forma, retícula, ícono, metáfora. Hicimos una serie de trabajos que reproducían su aspecto formal exterior y su carga simbólica, la retícula como estructura e historia. Fue importante tomar esa distancia. Luego, cuando entramos en la torre, hubo un giro. Podríamos decir que el lenguaje que se maneja dentro es mucho más complejo que nuestra preconcepción. Y no por espectacularidad, al contrario, sino por su organicidad. Todo el mundo quiere

vivir lo mejor posible. Cuando estás dentro no estás en la torre, estás en pasillos comunes, en escaleras o en la casa de una persona, de una familia. La torre desaparece cuando estás dentro y se transforma en un compendio de lenguajes atomizados que conviven bajo el trazado estructural.

Vista sureste de Caracas desde el piso 26. A la distancia se puede distinguir el minarete de la mezquita de Quebrada Honda.

7

Ambos han desarrollado un trabajo alrededor del problema de la representación con enfoques muy diferentes. Ángela se aproxima a ese problema como alguien que lo crítica por la vía de sus formas de clasificación. Juan José quiere hacer una iconografía de la desmemoria. ¿Qué es lo que la Torre de David hizo para hacerlos confluir en un trabajo en conjunto?

Comenzamos a trabajar juntos de otra manera, poniendo en diálogo trabajos de cada uno, sobre la representación de la memoria o las posibles memorias. Después de ese ejercicio preliminar decidimos abordar un trabajo en dupla y nos enfocamos en la torre, que nos daba la posibilidad de acercarnos desde diferentes lugares y disciplinas. Y ha funcionado. No hay una razón dominante más que la posibilidad de hacer converger distintas referencias y líneas de pensamiento.

Imágenes: Angela Bonadies y Juan José Olavarría  -  Fuente: http://www. domusweb.it/en/architecture/the-tower-of-david/  -  Douz and Mille (entrevista en español)


adjkm


identidad para la sucursal del cielo, caracas adjkm.tumblr.com - adjkm.com

adjkm is a collective of architects founded in 2010 by Alejandro Méndez (Caracas, 1982), Daniel Otero (Caracas, 1981), Jean-Marc Rio (Paris, 1976), Khristian Ceballos (Caracas, 1977) and Mawarí Núñez (Caracas, 1982). The group operates between Caracas and Paris.

The creation of the collective resulted from the participation in the CIASMSB competition, in which their proposal was awarded the first place. The outcome of this competition encouraged them to participate in another national competition: Centro Cultural Simón Díaz, in which they were awarded an honorable mention. adjkm currently works in several projects and competitions both at a national and international level.

The collective’s work is based on the interaction of different activities such as research, communication, experimentation and synergy with other disciplines within the architectural project. This approach allows them to respond locally and globally to a wide variety of contemporary issues.

adjkm es un colectivo de arquitectos fundado en el año 2010, está conformado por Alejandro Méndez (Caracas, 1982), Daniel Otero (Caracas, 1981), Jean-Marc Rio (Paris, 1976), Khristian Ceballos (Caracas, 1977) y Mawarí Núñez (Caracas, 1982). Opera entre la ciudad de Caracas y Paris.

El nacimiento del colectivo resulta de la participación en el concurso del CIASMSB, en el cual su propuesta resulto ganadora del primer lugar. La experiencia en este concurso, los impulsa a participar en otro concurso a nivel nacional, el Centro Cultural Simón Díaz, concurso en el cual obtienen mención honorífica. Actualmente adjkm trabaja en diversos proyectos y concursos tanto a nivel nacional como internacional.

El enfoque de la práctica del colectivo es la interacción de actividades tales como la investigación, la comunicación, la experimentación y la colaboración con otras disciplinas dentro del proyecto arquitectónico, que les permiten dar respuesta a temas contemporáneos tanto locales como globales.



Ciudad Evolutiva en la EXPOC4R4C4S


Le projet a été sélectionné pour l’exposition C4R4C4S, organisé par la mairie de Caracas, et l’Institut métropolitain d’urbanisme (IMUTC) en conmemoraction des 444 ans de la fondation de la ville de Caracas.
El proyecto CIUDAD EVOLUTIVA fue seleccionado para la EXPOC4R4C4S, una exposición de la Alcaldía Metropolitana de Caracas, acompañando otros proyectos de intervenciones urbanas para Caracas y custodiado por 3 leones realizados por artistas plásticos, la exposición estara el viernes 22 en la Av Principal de las Mercedes, en las aceras que van desde la tienda Nike hasta el CC Tolon, el lunes 25 en Plaza Brion-Chacaito y sucesivamente la exposicion se dezplazara en la ciudad  vueltas por parques y espacios publicos.
El proyecto tambien estará disponible en Caracas en un click, el sistema de información geográfico de la Alcaldia Metropolitana, una herramienta de referencia y servicios sobre la ciudad.

El proyecto CIUDAD EVOLUTIVA fue seleccionado para la EXPOC4R4C4S, una exposición de la Alcaldía Metropolitana de Caracas
La Alcaldía Metropolitana de Caracas y el Instituto Metropolitano de Urbanismo Taller Caracas (IMUTC) que estuvo recorriendo la ciudad en la semana de C4R4C4S, “un proyecto de Ciudad, Cultura y Convivencia”, que destaca la importancia de la construcción de ciudadanía como elemento central de las políticas urbanas contempladas por el Plan Estratégico Caracas Metropolitana 2020 en el marco de la conmemoración de los 444 años de Santiago de León de Caracas.

C4R4C4S, es un programa multidisciplinario de alto impacto, para todo el año 2011 que tiene como meta generar una gran movilización ciudadana, exaltar nuestros valores e identidad, y rescatar a la cultura como manifestación pública que puede transformar la ciudad.

Dentro del conjunto de actividades en homenaje a la ciudad, la Alcaldia Metropolitana busca dar a conocer el potencial de Caracas a través de ideas, propuestas y proyectos. En tal sentido, la exposición proyectos para Caracas S, donde sera expuesto CIUDAD EVOLUTIVA es una exposición en donde participaran arquitectos, ingenieros, urbanistas y pensadores urbanos para mostrar en 100 laminas que hay otra ciudad posible.

La EXPO propone presentar soluciones arquitectónicas y urbanísticas de carácter metropolitano que contribuyan a proyectar la ciudad deseada, y enriquezcan la elaboración del Plan Estratégico Caracas Metropolitana 2020 y sus líneas fundamentales:

 Una ciudad SOSTENIBLE y SUSTENTABLE

 Una ciudad en MOVIMIENTO

 Una ciudad SEGURA E INTEGRADA

 Una ciudad EMPRENDEDORA

 Una ciudad de CIUDADANOS

1. OBJETIVO

Dar a conocer las fortalezas de nuestros espacios y la capacidad técnica local exhibiendo 100 Proyectos para el Área Metropolitana de Caracas, los cuales tendrían en común, una visión renovadora y armónica de la ciudad. Se mostraran iniciativas factibles y ambientalmente sustentables, desarrolladas en las últimas décadas, que contribuyan a solventar los principales problemas de Caracas en términos de movilidad, continuidad físico-espacial y calidad del espacio público.

El objetivo fundamental es demostrar que la ciudad está siendo pensada y planificada, que con el esfuerzo coordinado de todos los niveles de gobierno, gremios, profesionales, vecinos y el incondicional apoyo de la Academia, la Alcaldia Metropolitana busca atender y mejorar la calidad de vida de todos los ciudadanos.

OBJETIVOS ESPECIFICOS

 Demostrar que Caracas tiene gobiernos y administraciones responsables, atentas de su mejoramiento integral y que cuenta con un colectivo capacitado que la piensa y la imagina a futuro.

 Destacar el principio de corresponsabilidad que tenemos todos en la construcción de ciudad y ciudadanía.

 Exhibir parte de ese inmenso portafolio de planes y proyectos, que profesionales han desarrollado por décadas y que por múltiples razones no han podido ser implementados.

 Promover la importancia de planificar de forma integral y con visión de futuro.

 Promover que la ciudad necesita pasar de la teoría a la práctica, del proyecto a la actuación.

EXPO PROYECTOS propone abrir un espacio para la participación ciudadana en el necesario debate de pensar la ciudad y las posibles soluciones que debemos accionar a favor de su transformación en una real ciudad para la vida.


Petare llegó a París. Ultimas Noticias por César Batiz


El periodista Cesar Batiz premio Nacional de Reportajes de Investigación del Instituto Prensa y Sociedad de Venezuela (Ipys Venezuela) realizo un articulo sobre el proyecto Ciudad Evolutiva en el diario Ultimas Noticias. Diario matutino de mayor circulación en Venezuela.

Le journal le plus vendu du Venezuela a consacré un article au projet Ciudad Evolutiva dans son édition du dimanche. L’auteur de l’article Cesar Batiz, a reçu le prix national de journalisme de recherche de l’Institut de la Presse du Venezuela (Ipys Venezuela).

articulo por César Batiz

La noche del 17 de junio de 2010, Petare, el sector de Caracas con más de 600 mil habitantes y que ostenta el título del barrio más grande en América Latina, llegó a París, al auditorio de la Ecole Spéciale d’Architecture (Escuela Especial de Arquitectura), entre las líneas y los trazos de un proyecto arquitectónico.
En la Noche Especial, que es el nombre que recibe el evento donde se muestran los mejores proyectos de los graduandos de esa institución, dos jóvenes arquitectos, Hugo Chauwin, francés; y César Silva, venezolano, presentaron una propuesta de integración socio-espacial de los barrios El Carmen, El Cerrito, La Unión y El Carpintero, entre otros que se encuentran en la franja de 4,05 km² de Petare Sur.

La forma innovadora como abordaron los problemas de movilidad de los pobladores de la zona y el equipamiento público del sector, impactó al jurado internacional que premió al trabajo titulado Ciudad Evolutiva, Experiencia de integración socio-espacial de los barrios informales, como el mejor proyecto de tesis del año 2009.
Desde entonces, Chauwin y Silva han recibido reconocimientos de otras instituciones y su proyecto ha sido difundidos en medios especializados de Francia y otros países de Europa como Architerctural Review y Beaux-Arts Magazine.
Casi 10 meses después de haber obtenido el reconocimiento del jurado, en Venezuela solo un círculo muy reducido de arquitectos conoce esta idea que se basa, en una explicación resumida, en la instalación de una plataforma de concreto armado de 500 metros en la orilla del río Guaire, con brazos conectados a la salida de las vías principales de los barrios y con módulos de servicios para escuela, biblioteca, anfiteatro, mercado y centro comunitario. El costo de la construcción de más de 9 mil m², lo estimaron los autores en $14,9 millones, cerca de Bs 60 millones.
En esta iniciativa, los vecinos son partícipes y protagonistas tanto en la decisión del uso de los espacios, como en la autoconstrucción.
Ciudad informal. Silva, residenciado en París desde hace cinco años, señala que su compañero y él se enfocaron en Venezuela por ser el país más urbanizado de América Latina; con su capital, Caracas, con 30% a 50% de su extensión territorial ocupada por barrios.
Chauwin, el coautor de la tesis, manifiesta que desde que inició sus estudios ha estado “fascinado por los barrios, por la manera en que se forman estos fragmentos de ciudades de manera informal a través de la autoconstrucción. “Al ser una de las ciudades con más tejido informal de Latinoamérica, Caracas fue una oportunidad de confrontarme por primera vez a esta realidad, y poder activamente estudiarla y trabajar en un contexto informal”.
Para Silva, la capital de su país “es el mejor ejemplo de la ciudad barrio”. Afirma también que la evolución urbanística del mundo actual se parece más a Caracas, con la informalidad de las construcciones, que a Nueva York.
El porqué de Petare también contiene una respuesta lógica: es el barrio más grande de América Latina, según algunos teóricos, aunque otros ubican en ese lugar del ranking a Rocinha, zona de Río de Janeiro, Brasil.
Chauwin y Silva, quienes realizaron el trabajo de campo durante tres semanas en abril e igual cantidad en septiembre de 2008, reconocieron en Petare los problemas y el dinamismo complejo y creativo que caracteriza a los barrios en toda América Latina.
En esa zona del municipio Sucre, identificaron además características de la ciudad informal, como la falta de planificación, la autoconstrucción en terrenos invadidos, la ausencia de servicios públicos y la falta de atención por parte del Estado.
Laboratorio. Alfredo Brillembourg y Hubert Klumpner, arquitectos del Metro Cable de San Agustín y el Gimnasio Vertical de Chacao, colaboraron con Chauwin y Silva desde su oficina del Urban Think Tank, una empresa dedicada a repensar los espacios de las ciudades informales y en especial de Caracas.
En la bibliografía de Brillembourg y Klumpner, Caracas es el mejor laboratorio de las ciudades informarles del siglo XXI en América Latina, pues pese a las características comunes con otros centros urbanos, “es una de las únicas en encarnar una colisión tan violenta entre el desarrollo y el tercer mundo”.
Acupuntura urbana. Para Silva y Chauwin atrás quedó la época en la cual una intervención urbana se dedicaba a destruir lo existente y levantar edificios en las comunidades populares.
“Lo que nosotros proponemos es la acupuntura urbana, que hace referencia al potencial reparador de proyectos pilotos, de construcción rápida, que solucionan puntos estratégicos, no solo geográficos, como los temas de falta de transporte o equipamiento público para la salud o la educación”, destaca el arquitecto zuliano.
De esa forma la plataforma o pasarela que plantean instalar los tesistas a orilla del Guaire -se construirían caminerías inundables y que sean fáciles de limpiar- zigzaguería con sus 500 metros desde lo alto del cerro, conectada a las vías principales de los barrios, sustituyendo así a las escaleras y callejones de difícil acceso. Los usuarios de cada uno de los sectores de Petare Sur desembocarían en el puente de Baloa, donde realizarían la interconexión al Metro, al transporte público y al centro histórico de Petare.
Pero no serían únicamente 500 metros de concreto armado, sino que también en esa plataforma se instalarían módulos de servicios y equipamientos de impulso. “Se trataría de estructuras vacías, con techos y bases sólidas, conectadas a los servicios públicos, donde la misma comunidad indicaría el uso y realizaría la autoconstrucción”, resalta Silva, antes de aclarar que esta filosofía apunta al reconocimiento de quienes viven en las ciudades informales y no a una ideología política.
Este proyecto aún no ha sido presentado a ninguna autoridad venezolana, pero Silva está dispuesto a atender cualquier llamado, convencido de que esta tesis, reconocida en París, está inspirada en el lenguaje de sobrevivencia del barrio, de Petare.
César Batiz/cbatiz@cadena-capriles.com/Twitter: @Cbatiz

Sobre el Periodista:

Cesar Batiz obtuvo el primer premio del Concurso Nacional de Reportajes de Investigación del Instituto Prensa y Sociedad de Venezuela (Ipys Venezuela). Despues de haber trabajado en Panorama, La Verdad, en la Corresponsalía de Últimas Noticias en Vargas, y en La Electricidad de Caracas. En 2008 regresó a Últimas Noticias como periodista de la Unidad de Investigación. Ese año la Fundación Polar publicó el libro La Desgracia de Ayer, texto escrito por Batiz tras participar en el Taller de Periodismo y Memoria, dictado por Milagros Socorro. Su blog : enelojodelaguila.blogspot.com

ULTIMAS NOTICIAS es el Diario matutino de mayor circulación en Venezuela, con las últimas noticias del acontecer nacional e internacional en web, móvil y redes sociales. Contamos con información política, económica, deportiva, tecnológica, farandulera, turística y más


Vertical slum in down town Caracas


Article prochainement disponible en Français. In English. Un barrio vertical en el centro de Caracas. A veces las situaciones más dramáticas dan paso a las soluciones más sorprendentes. Desde hace más de 2 años un rascacielos abandonado en el centro de la capital venezolana es el hogar de unas 700 familias que se han alojado en sus pisos inacabados.

Caracas es desde hace años el escenario de un importante desarrollo urbano informal. Cada día nuevos sectores autoconstruidos surgen dentro y en las afueras de la capital, sin olvidar una importante densificación de los asentamientos informales existentes.

La importante centralización de las fuentes de trabajo y del acceso a servicios mantiene el éxodo rural.  Y una crisis económica afecta a la creciente población venezolana, impidiéndole a su vez el  acceso al mercado inmobiliario privado. Por ultimo,  el desvanecimiento de la administración urbana y su incapacidad para desarrollar soluciones, ha multiplicado la ya dramática crisis habitacional, cuando se estima que faltan más de 400000 viviendas en Caracas y mas de 2 millones en toda Venezuela.

Frente a esta situación los habitantes toman el control de su devenir construyendo sus hogares con sus propias manos, diseñando calles y parcelas e incluso equipamientos y espacios públicos. Abajo un VIDEO de la BBC de Londres. Mas información sobre el problema de la vivienda en Venezuela en BBC Mundo

UNA RESPUESTA EFICAZ

Fruto de un esfuerzo considerable y de una impresionante puesta en práctica de la inteligencia colectiva, los barrios informales de Caracas muestran problemas dramáticos: promiscuidad, violencia, pobreza y enfermedades afectan a sus pobladores, la vulnerabilidad de estos asentamientos frente a las catástrofes naturales revela a su vez la emergencia de sus condiciones.

Hoy no hay duda que los “barrios”, como se les llama localmente, constituyen una respuesta eficaz y en muchos sentidos innovadora a las situaciones que llevaron a su establecimiento. Ellos no solo responden a necesidades de vivienda, también son “Ciudad”, ofreciendo servicios, equipamientos y alternativas económicas a sus habitantes y esto de las maneras mas versátiles y flexibles…

Al acercarse un poco a sus interminables escaleras y a sus vertiginosas construcciones es sorprendente ver como en tan solo días una habitación se transforma en comercio, una vivienda es ampliada para albergar a una familia más, un espacio público es creado en un espacio residual o una escuela primaria también sirve de centro comunitario y acoge cursos para adultos en las noches. Un repertorio tipológico del ingenio en los barrios informales aquí.

La consideración de los “barrios” como una respuesta urbana rica en ingenio, es cada vez más reconocida por teóricos, instituciones y universidades. Un buen ejemplo de este interés es la oficina multidisciplinaria Urban Think Tank implantada en Caracas y Sao Paolo. UTT se interesa desde hace años en la innovación de la “Ciudad Informal”. Sus investigaciones y proyectos han contado con el apoyo de instituciones como la Fundación Alemana de la Cultura y el reconocimiento en publicaciones, bienales, exposiciones y grupos de investigación a la punta del saber científico. Sus fundadores, Alfredo Brillembourg y Hubert Klumpner han sido invitados como conferencistas investigadores o profesores en universidades como Harvard, Columbia University o ETH Zurich. Sus proyectos han sido expuestos en la Bienal de Arquitectura de Rotterdam o en el Museo de Arte Moderno de Nueva York.

UN TOQUE DE IRONIA

En una teatral ironía, la situación actual de la Torre Confinazas, en el centro de Caracas, expone el drama de la situación económica y social en la que se encuentra actualmente Venezuela y al mismo tiempo la ingeniosidad del urbanismo informal.

La Torre Confinanzas comenzó a construirse en 1990 tras la iniciativa del empresario David Brillembourg. Diseñada para superar en altura las más elevadas torres de la ciudad,  la estructura fue pensada como un símbolo del poderío económico del grupo financiero que debía albergar. El proyecto mixto contemplaba un conjunto de apartamentos, comercios y la sede principal del Grupo.

El edificio esta ubicado en una zona privilegiada de la capital, cerca de fuentes de trabajo, accesos al transporte publico y de los mejores servicios que ofrece la ciudad. Diseñada en un “estilo internacional” que hubiese podido desarrollarse en Nueva York, Londres o São Paulo, la torre hubiese representado de lo alto de sus 195 metros toda la voluntad de Venezuela de encontrarse entre una de las capitales económicas de América y de entrar de lleno en la economía de mercado global. Toda esa voluntad en realidad no existía y Venezuela se alejo rápidamente de la carrera del desarrollo económico, de los mercados financieros y de la inversión.

Una política de terror ejercida por las más altas esferas del Estado se ha manifestado en olas de expropiaciones y graves acusaciones altamente mediatizadas en las que los grupos económicos han sido acusados de los más graves delitos, señalados como explotadores de las clases desfavorecidas y generadores de pobreza y corrupción.

UN ABANDONO INACEPTABLES

La Torre Confinanzas paso a ser propiedad de Fogade (la institución que rige las entidades bancarias venezolanas) tras una crisis financiera en 1994 en la que la institución propietaria de la torre se fue a la quiebra paralizando así el avance de la construcción, que contaba para esa fecha con la integralidad de su estructura y la casi totalidad de su revestimiento exterior.

Tras el abandono de la obra sus 12.000 metros cuadrados de construcción se deteriora rápidamente. Un proyecto de convertirla en la sede de la alcaldía capitalina fue rápidamente interrumpido a causa de la oposición entre el gobierno central y la alcaldía mayor de la época. Otros proyectos de albergar ministerios que se situaban en sedes temporales o de instalar en ella un hospital tampoco se llevaron a ejecución. Mas imagenes en Flickr por J. Combari

UNA VENTA IMPOSIBLE

Después del abandono de estos diferentes proyectos,  Fogade puso en subasta el bien inmobiliario valorado en 60 millones de dólares y que ostenta el puesto del 3er edificio más alto de Venezuela y el 8vo más alto de Latinoamérica. En un contexto económico caracterizado en los últimos años por la inflación más importante del continente, un control de cambio estricto y políticas de expropiación, lograr la venta de un inmueble inacabado y de gran altura no se planteaba como una solución fácil. Es sin embargo asombroso que 16 años de abandono no fueron suficientes para encontrar un proyecto de desarrollo alternativo para lo que hubiese podido generar puestos de trabajo y desarrollo económico que se hubiesen traducido durablemente en la creación riqueza, ascensión social y prosperidad. Mas información sobre Fogade y su gestión de Bienes inmobiliarios en un articulo del Director general del Centro Inmobiliario Profesional (Ceinpro).

EN EL DRAMA EL INGENIO: UN BARRIO VERTICAL

Ha sido dramático el destino de esta importante estructura y un hondo problema ético se plantea a lo que a pasar a las manos de Fogade se convierte en un bien común. ¿No es acaso el rol de las autoridades de controlar la explotación de los bienes de la nación?

La falta de control y la ausencia de un proyecto para el edificio llevaron a la situación actual en la que numerosas familias encontraron un hogar en una estructura que constituye igualmente un icono de la ingeniería venezolana moderna. Esto sin embargo no constituye una solución durable y otros problemas éticos se plantean  ¿Es justo que este bien de todos los venezolanos beneficie arbitrariamente solo a las familias que en la emergencia de su situación se alojaron en ella? ¿Cual es el destino de los miles que se encuentran actualmente sin hogar o mal ubicados en viviendas riesgosas e insalubres?

Estos cuestionamientos no deben impedirnos ver el ingenio que tiene lugar en la Torre Confinanzas y en los “barrios” en general, también situados en terrenos invadidos. Es importante desvincular lo que esta sucede en este edificio así como en los “barrios” de problemas políticos mayores como la desaparición de las autoridades como ente regulador de los bienes comunes y como garante de la seguridad habitacional. La situación actual de la Torre Confinazas es de gran interés, su estado actual es una prueba viva de la utilización de la inteligencia colectiva y del ingenio puesto en práctica por sus habitantes.

En el momento de la invasión hace dos años unas primeras 200 familias se instalaron en la torre, una eficaz organización ha permitido que hoy 700 familias tengan un hogar. Los habitantes provienen del interior del país, de otros barrios informales de las afueras de la ciudad en busca de un mejor y más seguro – en cuanto a la violencia urbana como a los desastres naturales – emplazamiento en el centro de la ciudad.

Son fascinantes los sistemas puestos en práctica por sus habitantes a través de una sólida estructura social que permite un buen funcionamiento del conjunto a pesar de no contar con servicios básicos, como desagües o ascensores o con la ayuda de profesionales para el desarrollo de las nuevas construcciones.

Los habitantes han designado coordinadores o delegados por piso, jornadas de limpieza, han articulado el aprovisionamiento de materiales de construcción, el establecimiento de depósitos y hasta han construido un curioso apartamento, que sirve de modelo a seguir por los nuevos habitantes al momento de construir sus viviendas, permitiendo así conservar una cierta uniformidad y armonía en el conjunto.

Una especial atención es brindada al mantenimiento de este gran hogar: trabajos de mejoramiento y limpieza deben ser ejecutados durante un mes antes de poder acceder a una habitación permanente en la edificación. Durante este mes de trabajo comunitario los futuros habitantes cuentan con espacios para instalar carpas temporales. Estos trabajos de mantenimiento se hacen menos intensos al acceder a una vivienda permanente pero continúan durante todo el periodo de habitación en el inmueble y constituyen un deber de cada familia. Un articulo del diario El Nacional con mas información sobre la estadía temporal en Carpas aquí.

“…Todos los habitantes están en la obligación de participar en las jornadas de limpieza que se realizan los fines de semana. Aparte, deben reportarse con el coordinador o delegado de su piso, quien hace una revisión casa por casa a partir de las 8:00 de la noche. Ello sin contar que los “propietarios” deben comprometerse a mejorar las condiciones de su vivienda. De lo contrario, son reubicados…” “Un edificio invadido se presta para todo”1 articulo completo de El Universal aquí.

ASÍ SE VIVE EN CONFINANZAS

Como lo relata el diario El Universal en el articulo “Asi se vive en Confinanzas2 publicado en enero de 2008. La Torre Confinanzas – como todo barrio informal de Caracas – cuenta con comercios y servicios inmediatos que responden a las necesidades de sus habitantes.

“…En el piso 7 funciona un tarantín, que hace las veces de bodega. Allí, los vecinos no sólo compran chucherías y refrescos, sino también productos de cuidado personal. En otros espacios se ofertan cigarrillos al detal y gaseosas. En cada caso, el comerciante “publicita” su negocio a través de carteles que pega en las escaleras.

Los ocupantes se han dado a la tarea de hacer habitable el lugar. La mayoría ha pintado las paredes y ha comprado materiales para arreglar otros espacios. Sin embargo, todavía no disponen de ascensores. De allí que las personas con discapacidad viven en planta baja.


Llama la atención ver la limpieza que se mantiene en los apartamentos. Aun cuando no sube agua a los pisos, los habitantes se las arreglan para lavar sus enseres con tobos. Unos pocos “propietarios” cuentan con cocina y nevera. El resto se las arregla con hornillas eléctricas y almacenan sus alimentos en cavas…”

Concientes de su suerte los nuevos habitantes sienten orgullo de haber recuperado la importante estructura y con sus medios limitados hacen todo lo posible por mantenerla en buen estado e incluso embellecerla.

El BARRIO VERTICAL: LA MATERIALIZACIÓN DE UNA UTOPIA

Teóricos utopistas ya han soñado con lo que podría definirse como “barrios verticales”.  Yona Friedman en los años 70 ya dibujaba en su libro “L’Architecture de Survie”3 (la arquitectura de la supervivencia) proyectos en que estructuras vacías descritas como “infraestructuras que prolongan el suelo” serian edificadas para albergar viviendas autoconstruidas. Diseñadas por profesionales estos edificios estarían equipados de todos los servicios básicos de agua, electricidad y circulaciones, y preparados para las catástrofes naturales a través de estructuras antisísmicas y fundaciones apropiadas. En su libro Friedman preconiza la utilización de manuales y guías hechas por los profesionales para ayudar a los habitantes en el desarrollo de sus viviendas. Un tal proyecto coincidiría en muchos aspectos con lo que constituye hoy la Torre Confianzas

La agencia Urban Think Tank desarrolla actualmente estrategias similares aplicando el concepto del “barrio vertical” el proyecto “The Growing House”  (la casa que crece) puede extenderse verticalmente y ser construido progresivamente por sus habitantes. Uno de estos edificios esta actualmente en construcción entorno a una iglesia anglicana en uno de los barrios pobres de Caracas.

UTOPIA PARA CARACAS

Como también escribe Yona Friedman “La escasez es el mar de la innovación técnica y social”3. Tal vez esta pausa que ha tomado Venezuela en su camino hacia el desarrollo nos deje experiencias de gran utilidad para un futuro más justo en donde las personas de menos recursos tendrán un hábitat más digno y seguro que los frágiles “barrios” actuales.

Para lograr la solución del problema habitacional venezolano seria extremadamente útil de servirse de la experiencia de estos arquitectos autodidactas que son los habitantes de los barrios. Ellos han demostrado su capacidad de “hacer Ciudad”, es entonces indispensable contar con su participación en los procesos de urbanización de nuevos sectores y también en la densificación (a través de nuevas construcciones) en los barrios existentes.             También se trata de poner en las manos de los interesados la capacidad de resolver sus propios problemas. Simbólicamente importante, integrar las personas al proceso de diseño y la construcción, fomentara el orgullo y el respeto de la Vivienda Social que seria vista como algo propio y no como algo dispuesto por el Estado.

Los “Barrios Verticales” serian una solución de gran alcance con las que se evitan los largos plazos que generalmente caracterizan los desarrollos de las viviendas sociales. En este tipo de soluciones también se reducen considerablemente los costos, al limitar la inversión a la infraestructura y los servicios. Con lo que podrían construirse 10.000 viviendas tradicionales podrían construirse en 20.000 y 25.000 viviendas en “barrios verticales”. Urbanísticamente la solución del hábitat denso es también mucho mas apropiada que el modelo de la extensión suburbana, en la que se suman a los problemas de sus habitantes, el aislamiento, la ausencia de servicios y los costos y tiempos de transporte de largas distancias.

¿BARRIOS VERTICALES CONTRA LA CORRUPCION?

Como lo explica Mike Davis en su Libro “Planet of Slums”4 la corrupción siempre ha afectado a distintas escalas la atribución de las viviendas sociales. A través de varios ejemplos en países subdesarrollados Davis explica como las primeras y mejores viviendas son frecuentemente atribuidas a allegados, familiares o amigos de funcionarios de las instituciones que se encargan de su asignación. En su libro también describe como en algunos casos los habitantes deben llegar hasta sobornar a los funcionarios para recibir una vivienda que les ha sido asignada. Poner en las manos de sus habitantes la finalización de sus habitaciones podría limitar los nefastos efectos de la corrupción y el comercio en torno a las viviendas sociales.

PERSPECTIVAS DE FUTURO

A través de los diferentes argumentos expuestos anteriormente podemos interesarnos en los “barrios verticales” como parte de la solución al problema habitacional de Caracas y de Venezuela en general. Esta estrategia aplicada a corto plazo ayudaría a solucionar el déficit habitacional. Ofreciendo rápidamente un hogar seguro y digno a millones de personas.

De amplias aplicaciones, esta estrategia podría mejorar las condiciones de vida de los barrios informales existentes: su alta densidad permitiría liberar espacios para crear plazas, espacios públicos y áreas verdes5 introduciendo la noción de calidad de vida en los barrios.

Reemplazar viviendas deterioradas o en situaciones de riesgo por “barrios verticales” equipados en sus niveles inferiores con escuelas, ambulatorios o bibliotecas6 podrían al mismo tiempo responder al déficit de servicios públicos que caracteriza a los barrios informales. Del mismo modo tales estructuras podrían responder a las victimas de catástrofes naturales gracias a su rápida construcción. Si su ingeniería lo permiten los edificios podrían incluso extenderse verticalmente generando nuevos pisos permitiendo a largo plazo la llegada de nuevos habitantes.

Las posibilidades parecen ser infinitas en estos proyectos en los que se articularía la participación de la comunidad y de los futuros habitantes con el conocimiento de profesionales arquitectos, urbanistas e ingenieros construyendo Utopías de la forma mas vernácula e innovadora a la vez. Imaginemos nuestros barrios, Petare, Las Minas, Las Flores de Catia poblados de esbeltas torres autoconstruidas, brillando en la noche símbolos del progreso entre tantas noches de olvido, trayendo bienestar y prosperidad a los mas desfavorecidos.

Por César SILVA URDANETA

1 “Un edificio invadido se presta para todo” Articulo de Mirelis Morales Tovar publicado en El Universal 2008
2 “Asi se vive en Confinanzas” articulo publicado en el Universal 2008
3 Friedman, Yona. L’architecture de survie, Paris, Editions L’Eclat, 1978
4 Davis, Mike Planet of Slums VersoBooks 2006
5 Como lo explica el Ingeniero Jaime Suárez en el tomo “Deslizamientos en Áreas Urbanas y en Obras de Ingeniería” de su libro “Deslizamientos y Estabilidad de Taludes en Zonas Tropicales” (enteramente disponible en formato PDF) Diferentes estudios han demostrado que reintroducir áreas verdes y árboles previenen la erosión y los deslizamientos en las laderas urbanas así como ayudan a la estabilización de los suelos.
6 En el contexto de las zonas informales la función de los equipamientos públicos sobrepasan la simple noción de servicio publico y constituyen verdaderos asuntos de (re)desarrollo local, así como constituyen verdaderos “recursos estratégicos” en la gestión de problemas sociales como el consumo de drogas y la violencia urbana. Ellos estructuran la organización social del espacio publico y por consecuente actúan directamente en las relaciones sociales.
Fotografias cortesia de Espasa, Urban Think Tank y J. Combari


THE SLUM CULTURE – A Documentary about Hope by Carlos Beltran


THE SLUM CULTURE, HOPE FOR THE BARRIOS es un documental sobre los Barrios Informales de Caracas, Venezuela y las precarias condiciones que la gente vive cada día.

Del Director Carlos Beltran: ” Cada semana me adentro en los barrios de Caracas, reuniendo historias y documentando la dura realidad de la gente que vive en estas áreas. El objetivo es de crear un documental de lo que sucede – socialmente hablando – dentro de los barrios con un enfoque en la juventud, la siguiente generación. La película estudia “por qué” “y como” 10, 15, 18 años son aspirados por el crimen y la violencia, que pasa cuando los capturan y luego pasan los próximos diez a quince años dentro de las peores prisiones en América Latina. Se enfoca en el siempre enfermizo sistema educativo y en la estructura familiar. Pero también, y más significativamente, habla de la Esperanza – el lado más brillante traído a los barrios por voluntarios, fundaciones privadas, organizaciones gubernamentales, todos en búsqueda de un mejor futuro.”

Para contribuir con el proyecto visite su pagina en kickstarter, Para mas información visite www.carlosimagina.com (disponible pronto). Un Articulo en español en un periódico de Filadefia. Visitelos en Facebook (fotografías, artículos y vídeos)

The SLUM CULTURE is a documentary about the Slums in Caracas, Venezuela and the precarious conditions people in these areas endure every day. The film focuses on the youth in the barrios, the reasons why children turn to violence and crime, and the search for Hope through better educational opportunities.

From the Director Carlos Beltran: “Every week I go deep into the slums of Caracas, gathering stories and documenting the harsh realities of people living in these areas. The goal is to create a video document of what goes on – socially speaking – inside of the slums and focus on the youth, the next generation. The film studies “why” and “how” 10, 15, 18 year olds are sucked in by crime and violence, what happens when they get caught and spend the next ten to fifteen years inside of some of the worst prisons in Latin America. It focuses on the always-ailing educational system and on the family structure. But it also, and most importantly, speaks of Hope – the brighter side brought to the slums by volunteers, private foundations, government organizations, all in the search for a better future.”

For more information, photos, news and details please go to kickstarter or www.carlosimagina.com (comming soon) and Facebook


Contemporary photography for the Informal City!


Adelantados con respecto a los arquitectos y urbanistas, fotógrafos contemporáneos, suramericanos pero también europeos demuestran con talento su interés hacia la Ciudad Informal, su arquitectura y sus habitantes. Como lo muestra esta selección del trabajo del suizo Nicolas Savary, y los brasileños André Cypriano y Tuca Vieira en sus fotografías en Venezuela y Brasil.

Tuca Vieira – Sao Paulo

André Cypriano – La Rocinha, Rio de Janeiro – An orphan Town

Andre Cypriano – Caracas Shantytown
Nicolas Savary - Les barrios de Caracas

Future Minds Award for CIUDAD EVOLUTIVA! Smart Urban Stage, Paris


CIUDAD EVOLUTIVA lauréat au concours Future Minds Awards. Smart Urban Blog en Français

The project Ciudad Evolutiva was awarded at the Future Minds Awards in the parisian edition of Smart Urban Stage (Mercedes-Benz)  Smart Urban Blog in English

Despues de haber recibido el premio del mejor proyecto de tesis CIUDAD EVOLUTIVA fue premiado en el concurso Future Minds Awards organizado por la marca de automóviles Smart perteneciente al grupo Mercedez-Benz.

El Smart Urban Stage bajo el lema de este año “Experimenta las ideas del mañana para tu Ciudad” es une evento y exposición que reúne diferentes curadores del mundo creativo para organizar un concurso de ideas entorno a la Ciudad del mañana. En la edicion de este año, Odile Decq, Sophie Pène, Diane Pernet, Stéphane Hugon y Armand Behar seleccionaron los doce proyectos de diseño, web y arquitectura que participan en el concurso que recompensara las ideas mas innovadoras.

El Proyecto estuvo expuesto (durante 3 semanas) en las orillas del Rio Sena en Paris, sede del evento después de ciudades como Berlin, Roma y Zurich en las que se desarrollo anteriormente el Smart Urban Stage.

El Proyecto fue defendido por la Directora de la Ecole Spéciale d’ArchitectureOdile Decq (en el centro) Reunion del Jurado para la eleccion de los proyectos premiados en la sede del Urban Smart Stage en Paris.

La ceremonia fue presidida por Théa Hillereau Romanello, Escritora y Columnista de la revista de cultura contemporanea Drome Magazine (fotografia arriba) y por el director de mercadeo de Mercedez-Benz y Smart Francia Stephane Berthier

Video del proyecto expuesto en la sede el Smart Urban Stage en Paris


A 45-Story Walkup Beckons the Desperate. The New York Times


By SIMON ROMERO and MARÍA EUGENIA DÍAZ

Published: February 28, 2011.

CARACAS, Venezuela — Architects still call the 45-story skyscraper the Tower of David, after David Brillembourg, the brash financier who built it in the 1990s. The helicopter landing pad on its roof remains intact, a reminder of the airborne limousines that were once supposed to drop bankers off for work.

A woman looks out of a crudely constructed cinder block balcony on an upper floor of the “Tower of David.” Squatters live in the bottom 28 floors of the 45-story, uncompleted skyscraper, located in downtown Caracas.

The office tower, one of Latin America’s tallest skyscrapers, was meant to be an emblem of Venezuela’s entrepreneurial mettle. But that era is gone. Now, with more than 2,500 squatters making it their home, the building symbolizes something else entirely in this city’s center.

The squatters live in the uncompleted high-rise, which lacks several basic amenities like an elevator. The smell of untreated sewage permeates the corridors. Children scale unlit stairways guided by the glow of cellphones. Some recent arrivals sleep in tents and hammocks.

The skyscraper, surrounded by billboards and murals proclaiming the advance of President Hugo Chávez’s“Bolivarian revolution,” is a symbol of the financial crisis that struck the country in the 1990s, the expanded state control over the economy that came after Mr. Chávez took office in 1999 and the housing shortage that has worsened since then, leading to widespread squatter takeovers in this city.

Few of the building’s terraces have guardrails. Even walls and windows are absent on many floors. Yet dozens of DirecTV satellite dishes dot the balconies. The tower commands some of the most stunning views of Caracas. It contains some of its worst squalor.

“I never let my child out of my sight,” said Yeaida Sosa, 29, who lives with her 1-year-old daughter, Dahasi, on the seventh floor overlooking a bustling artery, Avenida Andrés Bello. Ms. Sosa said residents were horrified after a young girl recently fell to her death from a high floor.

Some families have walled off their terraces with cinder blocks, blotting out the sun to avoid such tragedies. Others, aware of the risks, prefer to let in the breeze flowing off El Ávila, the emerald green mountain looming over Caracas. “God decides when we enter his kingdom,” said Enrique Zambrano, 22, an electrician who lives on the 19th floor.

Mr. Zambrano, like many of the other squatters in the skyscraper, says he is an evangelical Christian. Their pastor is Alexander Daza, 33, a former gang member who found religion in prison. Mr. Daza, commonly known as El Niño, or The Kid, led the occupation of the Tower of David in October 2007.

Back then, the building had already been vacant for more than a decade. Its developer, Mr. Brillembourg, a dashing horse breeder, died of cancer at age 56 in 1993, leaving behind hobbled companies. The government absorbed their assets, including the unfinished skyscraper, during a 1994 banking crisis.

Robert Neuwirth of New York, the author of “Shadow Cities,” a book about squatter settlements on four continents, said the Tower of David may be the world’s highest squatter building.

Once one of Latin America’s most developed cities, Caracas now grapples with an acute housing shortage of about 400,000 units, breeding building invasions. In the area around the Tower of David, squatters have occupied 20 other properties, including the Viasa and Radio Continente towers. White elephants occupying the cityscape, like the Sambil shopping mall close to the Tower of David and seized by the government, now house flood victims.

Private construction of housing here has virtually ground to a halt because of fears of government expropriation. The government, hobbled by inefficiency, has built little housing of its own for the poor. The policies toward squatters are also unclear and in flux, effectively allowing many to stay in once empty properties.

On occasion, Mr. Chávez has called for squatters to be dislodged. But in January, heurged the poor to occupy unused land in well-heeled parts of Caracas. Then he qualified these remarks by asking them to have “patience” as officials tried to build low-income housing.

Many here refuse to wait. The Tower of David stands as a parable of hope for some and of dread for others.

“That building is a symbol of Venezuela’s decline,” said Benedicto Vera, 55, an activist in downtown Caracas. “What’s our future if our people are living like animals in unsafe skyscrapers?”

Yet squatters, who live on 28 stories and plan to go higher, have created a semblance of order within the skyscraper they now call their own. Sentries with walkie-talkies guard entrances. Each inhabited floor has electricity, jury-rigged to the grid, and water is transported up from the ground floor.

or has electricity, jury-rigged to the grid, and water is transported up from the ground floor.

Strivers abound in the skyscraper. They chafe at being called “invaders,” the term here for squatters, preferring the less contentious word “neighbor.” A beauty salon operates on one floor. On another, an unlicensed dentist applies the brightly colored braces that are the rage in Caracas street fashion. Almost every floor has a small bodega.

Julieth Tilano, 26, lives inside a small shop on the seventh floor with her husband and in-laws. They sell everything from plantains to Pepsi and Belmont cigarettes. Her husband, Humberto Hidalgo, 23, has a side business in which he charges children from the skyscraper 50 cents per half-hour to play PlayStation games on the four television sets in the family’s living room.

“There’s opportunity in this tower,” said Mr. Hidalgo, who immigrated here last year from Valledupar, Colombia.

Some residents own cars parked in the building’s garage. Others sanguinely point to their trim physiques, a result of going up and down the stairs each day. For others, any roof over one’s head is better than none.

That is the view of Jordon Moore, 37, a squatter on the seventh floor whom everyone simply calls “the American.” Mr. Moore, who speaks English with a hint of the West Indies, regales visitors with tales of the “gang life” in Brooklyn, where he says he lived for years, and of an attempt to break into the Venezuelan hip-hop scene that went awry.

“I ended up living on the street in this city, and this is better than the street,” he said.

A neighbor, José Hernández, 30, agreed. Still, he said he wanted to leave the skyscraper one day. For now, he sleeps with his wife and daughter in one bed under mosquito netting, protection from dengue fever.

In his apartment, once meant to be a banker’s corner office, he showed the view, which included a mosque’s minaret and, in the distance, Petare, the patchwork of hillside slums where he grew up. Now Mr. Hernández dons a tie and jacket each day and goes to work at, of all places, a bank.

“They call me an invader and I work in the credit department of Banco de Venezuela,” said Mr. Hernández, referring to the state-owned institution that he says employs him. “Society hates us, and the government doesn’t know what to do with us. Do they really think we want to be living in the Tower of David?”

Photography by Meridith Kohut for The New York Times. A version of this article appeared in print on March 1, 2011, on page A6 of the New York edition.


Urban governance: state of play. International conference at ESA – Paris



Urban governance: state of play. International conference initiated by the Ecole Spéciale d’Architecture and organized by the postgraduate program in urban planning : Urban Mutations 26th November 2010

COLLOQUE : “GOUVERNANCE URBAINE : ETAT DES LIEUX”

Au cœur du questionnement sur le devenir des villes se pose la question de la gouvernance et de la politique de la ville. Politique publique, politique locale, décentralisation des pouvoirs, émergence de nouveaux acteurs privés, participation de la société civile, enjeux économiques, dispositifs réglementaires et modes de régulation sont parmi les éléments qui permettront de faire un état des lieux de la gouvernance urbaine.

Alfredo Brillembourg, Slum Lab, Columbia University, New York. Swiss Federal Institute of Technology (ETH) – Zurich. Director of the Urban Think Tank

Hyun Chan BAHK, Seoul Development Institute

Charles GOLDBLUM,Paris 8, Institut Français d’Urbanisme

Jacques HAYWARD, Véolia Environnement

Claude de MIRAS, Institut de recherche pour le développement (IRD), Paris

Patrice NOISETTE, ESSEC Business School

Annik OSMONT, Groupe d’Economie Mondiale (GEMDEV)

Vincent RENARD, CNRS (Laboratoire d’économétrie de l’Ecole Polytechnique) Iddri-Sciences Po, programme Fabrique urbaine.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 266 seguidores